Reducir Estrés

Estrés laboral

Es un con­jun­to de reac­ciones emo­cionales, cog­ni­ti­vas, fisi­ológ­i­cas y del com­por­tamien­to del tra­ba­jador a cier­tos aspec­tos adver­sos o nocivos del con­tenido, entorno o la orga­ni­zación del tra­ba­jo.

¿Como se produce el estrés laboral?

Se ha vis­to como el resul­ta­do de la inter­ac­ción entre las deman­das en el tra­ba­jo y con­trol que el tra­ba­jador ejerce sobre el.
De inter­ac­ción entre deman­das del tra­ba­jo, el con­trol del tra­ba­jador y el apoyo social. De Tal for­ma que un nivel alto de apoyo social en el tra­ba­jo dis­min­uye el efec­to del estrés, mien­tras que un nivel bajo lo aumen­ta.
Puede ser debido al desajuste entre las deman­das del entorno y los recur­sos de los tra­ba­jadores para afrontar­los, es decir, la fal­ta de ajuste entre las habil­i­dades y capaci­dades del tra­ba­jador y las exi­gen­ci­as y deman­das del tra­ba­jo a desem­peñar.
Inclu­so el estrés lab­o­ral se pro­duce cuan­do el tra­ba­jador real­iza un alto esfuer­zo y recibe baja rec­om­pen­sa.

¿Que consecuencias tiene el estrés laboral?

Físi­cas: Las alteraciones físi­cas que pueden ser con­se­cuen­ci­as de la repues­ta inadap­tada del organ­is­mo ante los agen­tes estre­san­tes lab­o­rales pueden ser trastornos gas­troin­testi­nales, mus­cu­lares y alteraciones en el sis­tema inmune.

Psíquicas: Entre los efec­tos psi­cológi­cos neg­a­tivos pro­duci­dos por el estrés lab­o­ral se encuen­tran: Las pre­ocu­pa­ciones exce­si­vas, la inca­paci­dad para tomar deci­siones, la sen­sación de con­fu­sion, la inca­paci­dad para con­cen­trarse, la difi­cul­tad para man­ten­er la aten­ción, los sen­timien­tos de fal­ta de con­trol, la sen­sación de des­ori­entación, los fre­cuentes olvi­dos, los blo­queos men­tales, la hiper-sen­si­bil­i­dad a las crit­i­cas, el mal humor, la may­or sus­cep­ti­bil­i­dad a sufrir acci­den­tes y el con­sumo de tóx­i­cos. Entre los sig­nos o man­i­festa­ciones exter­nas a nivel motor y de con­duc­to estarían: Hablar rápi­do, tem­blores, tar­ta­mudeos, impre­ci­sion al hablar, pre­cip­itación a la hora del actu­ar, explo­siones emo­cionales, fal­ta de apeti­to, con­duc­tas impul­si­vas, risa nerviosa y boste­zo fre­cuentes.

Tam­bién tiene: Trastornos del sueño, trastornos de ansiedad, fobi­as, trastornos sex­u­ales y otros trastornos afec­tivos, trastornos de la ali­mentación, trastornos de la per­son­al­i­dad y esquizofréni­cos.

Todas estas con­se­cuen­ci­as dete­ri­o­ran la cal­i­dad de las rela­ciones inter­per­son­ales, tan­to famil­iares como lab­o­rales, pudi­en­do provo­car la rup­tura de dichas rela­ciones.

Organizativas:

Los efec­tos neg­a­tivos no solo pueden per­ju­di­car al indi­vid­uo, sino que tam­bién pueden pro­ducir un dete­ri­oro en el ámbito lab­o­ral, influyen­do neg­a­ti­va­mente tan­to en las rela­ciones inter­per­son­ales como en el rendimien­to y la pro­duc­tivi­dad. Puede inducir a la enfer­medad, al absen­tismo lab­o­ral, al aumen­to de los acci­den­tes o inclu­so a la inca­paci­dad lab­o­ral.

¿Que se puede hacer para prevenir o reducir el estrés laboral?

Téc­ni­cas gen­erales: Ten­er una dieta ade­cuada, procu­rar dis­traerse y realizar activi­dades diver­tidas.

Téc­ni­cas cog­ni­tivo-con­duc­tuales: Entre­namien­to asertivo, entre­namien­to de habil­i­dades sociales, entre­namien­to en res­olu­ción de prob­le­mas y téc­ni­cas de auto-con­trol.

Téc­ni­cas de rela­jación: Rela­jación mus­cu­lar, rela­jación autó­ge­na y con­trol de la res­piración.

Taller de Manejo del Estrés

El estrés provo­cado por la con­stan­te sobre­car­ga de estí­mu­los que sufre nue­stro sis­tema nervioso y por la ansiedad es una de las prin­ci­pales causas de las dolen­ci­as que nos aque­jan en nue­stros días, es por eso, que se nece­si­ta una ayu­da com­ple­men­taria. La for­ma mas efec­ti­va de mane­jar el estrés es rela­jan­do nues­tra mente y reforzan­do nues­tra energía.

Por con­sigu­ien­te este taller de mane­jo del estrés con­tiene cua­tro pun­tos esen­ciales a tratar:

1) Como Respirar?

Sabe­mos que es una condi­ción fisi­ológ­i­ca que el cuer­po real­iza para tomar oxigeno y expul­sar dióx­i­do de car­bono. Reg­u­lar­mente el ser humano eje­cu­ta esta fun­ción sin darse cuen­ta que lo hace con poca inspiración y expiración.
Aquí le enseñare­mos téc­ni­cas que per­mi­tan tomar­lo en pro­fun­di­dad armo­niosa.

2) Relajación

Es una téc­ni­ca medi­ante la cual es ser humano se rela­ja por medio de la res­piración, no úni­ca­mente en estruc­tura físi­ca sino men­tal.

3) Meditación:

Es el arte de la unidad mente-cuer­po. El aspec­to men­tal es muy impor­tan­te a todos los nive­les y man­ten­er el cuer­po físi­ca­mente en for­ma y sano, por lo tan­to realizarse y alcan­zar lo supre­mo, lo mági­co, la real­ización espir­i­tu­al.

4) Auto-masaje:

Es una for­ma de ser amable con uno mis­mo basado en difer­entes téc­ni­cas ori­en­tales, tales como la com­bi­nación de autodig­i­top­un­tu­ra, masajes y esti­ramien­tos. Todo esto ayu­da a restau­rar el equi­lib­rio y la armonía inte­ri­or.